Se acabó una era

Subitítulo: Electro Mangurrian Party Vol. 2

Ya os hablé aquí de mi gran compañero. Es difícil darse cuenta de que el tiempo pasa, de que te alejas de la veintena y te acercas a la treintena y de repente el día 13 de Mayo de 2006 se convierte en un día triste. El día en el que un simpático autónomo del transporte te compra por un precio más que justo a tu fiel compañero de aventuras y escudero.

El día anterior te sorprendes a ti mismo en una gasolinera a altas horas de la madrugada limpiándolo, pasándole incluso la aspiradora por dentro; cosa que casi nunca has hecho en los casi 7 años y medio juntos, recuerdas los kilómetros recorridos, los adelantamientos inversómiles, las derrapadas más espectaculares y los golpes, que también los ha habido aunque siempre salía perjudicado él y tú no; porque Internette siempre te protegía de todo mal.

Recuerdas también lo que has hecho en él, la gente que ha montado, como ha pasado el tiempo para todos, las cosas que te han pasado con los que has compartido la vida de Astrakin, el desgaste que has tenido tú, él y la vida en general. Te sorprendes a ti mismo dándole un beso en una puerta y decides que esto, como buen fracaso sentimental, merece tener un estigma en tu cuerpo e Internette te recuerda lo más reciente que te ha pasado en la vida y te sorprende con un complemento de moda olvidado entre el asiento y donde está el freno de mano. Decides ponértelo y con los ojos llorosos vuelves a darle otro beso en el volante deseándole buena suerte en Alcalá y Azuqueca de Henares, esperando que entregue sólo la mitad de las satisfacciones que te ha entregado a ti a su nueva familia.

Por fin decides que está listo para ser entregado a su nueva familia y te das una última vuelta con él, fumándote un cigarrillo que deseas que nunca se acabe, momento en el cual volverá por última vez a su plaza de garaje que nunca volverá a rodar con sus ruedas, las mejores del mercado porque él se merece lo mejor.

Al día siguiente y después de acudir a la gestoría para terminar con el papeleo y entregarlo te vas a una fiesta, en donde se celebraba el cumpleaños de Café Olé, a Cerezo de Abajo, provincia de Segovia. La fiesta cuenta con todo lo que se puede esperar de una fiesta, 1400 wattios, luces de colores, flashes y todas esas cosas que nos gustan, es decir alcohol para parar un tren.

En la fiesta no te lo pasas bien, recuerdas a Internette y brindas contigo mismo por él. Terminas por dedicarte al noble oficio de camarero y sirves más veces que en las fiestas de primavera de la deisi y además te das cuenta de que las cosas ya no son como antes, que no eres el mismo, que tienes camino de los 30 y que todo es distinto. Te das cuenta de que la gente, además de alcohólica, no tiene educación alguna y te juras a ti mismo que nunca serás tan maleducado con un camarero y que siempre pedirás copas, botellas o chupitos con una sonrisa en la cara, aunque estés deprimido.

Mientras escribo esto, estoy escuchando: Cómo rugía Internette en sus magníficas aceleraciones así como sus derrapes en pasar de primera a segunda en la mente.

6 copas me tomé anoche:

Hombre sueño dijo...

Descanse en paz!
La verdad es que me da mucha penita por los buenos momento que he pasado junto a el. Así a bote pronto se me ocurre el día 31-12-2004 a las 5:55! Que gran día! jeje! O como no sus apariciones estelares en Marbella. Lijando a Bentley's & Lamborgini's!!!
Todo sea porque ya empezaba a estar algo mayor! Recuerda Julki que hasta los Scooter ultimamente se te resistían! y algunas mujeres (por llamarles algo) las confundían con Seat's Ibiza!!! :D
Bueno. Un saludo fuerte y otro para el único e inigualable OPEL ASTRA COUPE! :D
Por cierto yo me pido ser tu chofer en tu periodo de transición que mi coche también es rojo y así no tienes tanta morriña :D

Un abrazo.
Hombre sueño.

churra dijo...

Brindo por los dias felices.La penultima de hoy por Internette.

El Hombre que Daba Fe dijo...

Todos lo echaremos de menos
Aunque mis recuerdos no se hundan tanto en el abismo del tiempo, tambien llegué a cogerle cariño a ese Astrakín que siempre estuvo dispuesto para los amigos y que en innumerables ocasiones nos ha llevado a variados y variopintos lugares tales como Alcorcon (con o sin GPS ;) ) fiestas varias (3 piedras, ...) y que siempre ha llevado a todo el mundo a casa sano y salvo, esquivando nevadas de campeonato y monumentos a Hiunday...
Todos defendimos sus ventanillas contra los cabrones del golf negro, y por lo menos yo, siempre le agradeceré lo bien que nos ha cuidado a Julkito.
Yo también brindaré la proxima por ese Internette rojo que (unos mas que otros) echaremos de menos.

P.D.: Julkito, has conseguido que me emocione con tu blog ;)

Hombre zuuuuueño! dijo...

Me quiero morir! A mi esto de salir los miercoles me va a mataaaaaar! jajajaa! Que pedazo de fiesta en el Bourbon! Echamos de menos al astra y a ti Julki! que la noche sin ti no es lo mismo! jejeje! Un abrazo guapetoooon! Que me teng que poner a currar!

Canapé dijo...

Ese Astralopitecus me llevó a la fiesta y trajo a mi casa lo que quedaba de mí. Me despertó con un 180º que sólo a su jinete dejaba maniobrar.
También recuerdo volver a dormirme en otra ocasión mientras hablaba sinsentidos con su amo en frente de un Sprint.
Tuve una ocasión para devolverle tan gratos favores y fue cuando se arañó el hocico en Plazaespaña y le pude poner una tirita de Gallardón.
Muchas más anécdotas hubo, la última la salida en plan LeMans tras las niñas de Serrano; como no podía ser de otra forma fueron cazadas.
Gracias Astralopitecus

Anónimo dijo...

Siento ser agresiva en estos momentos tan duros, pero tras estos hechos tan traumaticos....¡me caes mucho mejor! De todas formas, para reconfortarte te diré que estoy segura de que allí donde esté seguirá persiguiendo Seat Ibiza como en sus años mozos ;)

Loka