Esto nos pasa por salir los miércoles

¿Fiesta mexicana en Bourbon Café? ¿Que hoy es Miércoles? Y que más da...

Llegamos al Bourbon (Carrera de San Jeronimo, 5 (por el culo te la hinco)), como coloquialmente se le conoce, a eso de las 12 y media de la noche del Miércoles al Jueves. Los integrantes del grupo no podían ser otros que Goldfillo, El hombre que se empieza a preocupar por pagar las copas con tarjeta, el hombre sueño (que últimamente nunca está), Evo Morales (que lleva volviéndose a su pais desde Marzo y cuya última fecha que se le conoce de ida pero no vuelta es Julio, de 2006 se entiende), Shinchan y el que suscribe. Llevábamos una sed que ni los touaregs en el desierto del Sáhara, por lo que nada más entrar y siguiendo el método tradicional del borracho profesional nos dirigimos a la barra. Pedimos sendas copas de nuestro líquido favorito que no es otro que el ron con cocacola con un CHORRITO de zumo de limón o pulco.

Mensaje de alerta a camarer@s: Se echa un CHORRITO, no media botella de Pulco, hij@s de puta, puta; que cuando bebo se me pone cara de Fary. Frase del hombre que se preocupa porque paga las copas con tarjeta: "Déjala que eche Pulco, déjala que así la Pepsi sabe menos." Contestación de Julkito: "Antes Pepsi, que Pulkito, ay que Pulkito." emulando a la poetisa del siglo XXI, María Isabel.

Continuando con la narración y ante el injusto precio de las copas en el bar raro que nos ocupa, decidimos comprar una botella. Según la botella iba quedando vacía, el bar se iba enrareciendo. Primero el animador de la fiesta mexicana, un argentino recién salido de la segunda parte de 'Pasión de Gavilanes', decide presentar en sociedad a Nicole, una camarera con un sombrero de cowboy y unas cartucheras en donde, en vez de pistolas, colgaban botellas de tequila José Cuervo. Después decide que va a desnudar al bar, por lo que anima a los presentes a entregarle prendas de ropa a cambio de chupitos de tequila, todo ello con traducción simultánea al inglés debido a que en el bar se halla borrachos de todo el mundo.

Por fin el argentino se calla y prosigue la música, toda ella caracterizada por el ritmo reggaetón, rumbatón y todo lo que termina en ón. Aparece la holandesa errante, que hace como que no ha visto a quien sí que quería ver, y se planta a su lado y dice algo así como: "¡Anda! ¿Qué haces tú aquí?" El argentino vuelve a subirse al escenario, nosotros cada vez jaleamos más debido a que la botella iba bajando. Que pide chicas que se coman un plátano, que unas cuantas aceptan,... ¡Dios! Esa americana sabe lo que se trae entre manos. Decidimos pedir otra botella. El hombre que se empieza a preocupar por pagar las copas con tarjeta evoluciona a El hombre que se preocupa por pagar las botellas con tarjeta. Ante el aluvión de copas, el hombre sueño se toma las copas a dos manos...

En la barra, durante la segunda petición de botella, se acerca una mujer a Goldfillo y le ofrece amistosamente un vale de dos copas por 12 euros a lo que Goldfillo responde que él sólo pide botellas, ella con la mandíbula desencajada le contesta que es por si algún día va a copas.

A todo esto, el argentino 'gavilanero' se vuelve a subir al escenario y ahora pide la atención de los chicos, les pide que realicen un striptease. Aparece el primero de nombre indescriptible que proclama que es de 'Argentiaaaa', luego un peruano que decía que era aleman y luego por Guinea Ecuatorial un negrito con cierto parecido a Clarencio Seedorf. Comienza la música y el de Argentiaaaa tarda aproximadamente 2 segundos en quedarse completamente desnudo mientras hace el helicoptero con la cola y nos llama a todos cabrones. El alemán peruano no tiene ninguna gracia. Aunque aplaudimos fervorosamente al de Argentiaaa, ganó el guineano.

Al día siguiente no puedo hacer otra cosa que comer techo de coche. Dos botellas es mucho, hasta para nosotros.

Me despido, como casi siempre, con las frases de la noche: "Tío, tío, que Webster fuma", "Dios mío, nos persigue Jaramillo".

Mientras escribo esto estoy escuchando: Thalía - Amor a la mexicana.

1 copas me tomé anoche:

Hombre sueño dijo...

Probablemente una de las noches más divertidas que recuerdo en mucho tiempo! No tendriamos que haberlo repetido ayer.... ;) Si es que repetir cansa! jajaja!
Que grande fue!