Ampliando y matizando el post de churra

Subtítulo: Los juzgados sí que son bares raros.

Nota para churra: Me he tomado la libertad de nombrarte, de usar tu post y de dar mi punto de vista acerca de lo que escribes. Espero que no te moleste.

Llevo tres o cuatro meses aficionado a la lectura de un weblog llamado Churra 103, está bien escrito con un lenguaje más que correcto, con cada cosa en su sitio y tal, se nota que sabe de lo que habla y sus pensamientos se asemejan bastante a los míos. Si no lo pongo en la parte izquierda en el apartado de 'Otros blogs raros' es más bien por dejadez que por otra cosa. Lo tengo en tareas pendientes.

Al visitar a Churra he leído su último post: Uniformes me he dado cuenta de que los abogados también beben. No era de extrañar, algo tendrán que hacer para soportar a los clientes que como yo he soportado, soporto y soportaré. Estoy harto de los: "Yo he sido...", "Tengo mis derechos", "Eso lo haces como digo yo y no como dices tú", y mi frase favorita: "... como es su obligación." Ella lo resume perfectamente en: "El cliente siempre tiene la razón".

También se les ha de eximir de culpa en su alcoholismo, transitorio o no, al ver las 'injusticias' que se llevan a cabo en los juzgados o en la vida real. El hecho de que para que un juicio se celebre tengan que pasar dos años y que una vez se celebre el juez se dedique a no hacer caso ninguno a las partes ni a los testigos es inaceptable. Es que yo creo que hay veces que se leen la demanda diez minutos antes de entrar en la sala de juicios. Y luego, ya si eso, dos años después de haber contratado al abogado para ir a juicio emiten una sentencia que ni ellos mismo saben de donde la han sacado. Claro que tampoco les culpo, sobre todo por las auténticas gilipolleces que dicen algunos abogados en las audiencias previas o en los juicios.

Y es que eso es, queridos lectores, un abogado. Una persona que se pelea a muerte por los intereses de su cliente, un mercenario que vende sus palabras a aquel que esté dispuesto a pagar sus honorarios, un estudioso de mil y unas sentencias que crean jurisprudencia (la gente se piensa que el abogado sólo trabaja yendo al juzgado a matarse contra otro compañero) una persona que conoce el sistema y que se aprovecha de todas las triquiñuelas habidas para librar al cliente demandado o hacer prevalecer los derechos de la parte actora. Esto los incluye a ellos mismos porque en este país el que hace algún mal tarda en ser castigado por sus pecados e incluso se puede dar el caso de que nunca sea castigado. De esto último no tienen culpa los abogados, el sistema es así y ellos no lo crearon. Simplemente NO HAY JUSTICIA.

A mi cuando escucho el: "Te voy a demandar" o el "Voy a demandar a..." me entra la risa; en ocasiones he dicho en plan chulesco el: "Sí, sí por favor. Ya tiene mis datos y si no los tiene se los facilito encantado. ¿Le muestro mi DNI? Los abogados se pondrán contentos al cobrar más." Esto se podría contestar más educadamente: "Huy! Pocos juicios tenga usted y los gane" pero es que hay veces que se tienen que aguantar demasiadas tonterías y uno termina explotando.

Y es que no os creáis que los abogados son caros. Para eso están las costas. No hay abogados buenos ni malos, ni caros ni baratos. Un abogado cualquiera puede ganar un juicio a uno que haya cobrado por el mismo trabajo o incluso menos diez veces más. Tampoco creáis que se saben todas y cada una de las leyes ni todas las sentencias. El Derecho es tan amplio que sólo puede haber personas especializadas en ciertas ramas. Simplemente son personas como cada uno de nosotros.

La otra cosa, aparte de su carácter mercenario explicado anteriormente, que me fastidia, enerva, jode, da por culo y más palabras malsonantes es el aire de colegueo que se traen entre ellos cuando están fuera de una sala de juicios, esto incluye la puerta de la propia sala. Churra lo llama paradoja. Yo lo llamo falsedad. Me explico. De cara al cliente muestran una cara seria, responsable, hacen creer cosas que no son tanto al juez como al cliente, esto incluye salvajes duelos dialécticos dentro de una sala; y en 'petit comité' sólo les faltaba irse de copas; ahora sé que lo hacen.

Terminando diré que ojalá yo pudiera ponerme una toga en mi profesión y que cada día que pasa tengo más ganas de estudiar Derecho. Mientras me lo pienso seguiré yendo a bares raros para olvidar este sistema que hemos heredado y que no hacemos nada por cambiar.

Mientras escribo esto estoy escuchando: Cindy Lauper - True colors.

5 copas me tomé anoche:

churra dijo...

Encantada Julkito. Ha sido un honor para mi.





PD.El 103 no es por el grupo electro sino por el coñac.

El Hombre que Daba Fe dijo...

Como veo que tienes alguna laguna mental sólo tengo una anotación que hacer de este sábado pasado:

M.A.:
-"Gandalf, ¡¡NO QUIERO VOLAR!!"
(A bordo del Coche Fantástico)

PD: Por cierto, hubo control en Arturo Soria?

Julkito dijo...

No lo sé, terminamos en Alcorcón.

Alcorcón, Alcorcón te quieeero!

Hombre sueño dijo...

Yo de ti pediría derechos de imagen a 2night que ya estamos saliendo demasiado! :D:D:D

Julkito dijo...

Yo ya llevo 4 noches distintas. Estoy un poco harto de salir también. Pero también es verdad que cuando nos lo piden no decimos que no, jajajaja!